26 dic. 2010

MIDNIGHT NATION, DE J. MICHAEL STRACZYNSKI Y GARY FRANK

- MIDNIGHT NATION (J. MICHAEL STRACZYNSKI Y GARY FRANK)


   Es uno de mis comics preferidos y sin embargo, no deja de ser atacado sin cesar. Midnight Nation merece ser defendida y creo que yo seré uno de los muchos que la respalden a pesar de que han pasado ya unos añitos.


   Guionizada por Straczynski y dibujada por Frank, Midnight Nation es una pequeña joyita que narra una historia comenzada como una novela negra de las buenas y continuada como un viaje de descubrimiento para su protagonista.
   Quienes la atacan la tachan de aburrida y de concluir con una moraleja politizante. Disiento del todo. Es una obra apasionante, basada en la esperanza, el descubrimineto de lo que de verdad es importante para el "yo" y el sacrificio por quienes amamos. La moraleja no es otra que la de: "Tío, ayuda a alguien más que no seas tú mismo; sacrifícate por alguien que te ama". Hoy día eso está pasado de moda, claro. O al menos eso piensan sus detractores. Para estos, lo ideal era una orgía de sangre y vísceras durante doce números y un especial, que concluye cuando el protagonista traiciona y deja morir de dolor y agonía a su única amiga, abrazando el credo satánico que le impulsa a matar a mujeres y niños desheredados de una tierra egoísta, por lo que merecen ser erradicados. Ese era su final perfecto.
   ¿Un consejo? Pedidla prestada o pillarla en vuestra biblioteca si no os apetece comprarla, pero leedla, porque de verdad es un cómic de los que merecen la pena.


 *** SINOPSIS:

 El teniente David Grey, de la policía de Los Angeles, investiga un misterioso y brutal asesinato. Cuando por fin sigue una pista fiable, se encuentra con unos hombres extraños, mitad fantasmas, mitad vampiros, que lo atacan. Cuando despierta en el hospital, Grey se encuentra con que la gente que le rodea se ha vuelto translúcida y ya no pueden verlo. Según Laural, su misteriosa guía, David ha perdido su alma y ha sido sumergido en un mundo de sombras que corre paralelo al nuestro. Así vive el pueblo de los Abandonados, puesto que él no es el único.
 David sabe por Laurel que sin su alma poco a poco llegará a ser como uno de los monstruos que le atacaron, por lo que tiene que viajar a pie desde L.A a Nueva York, donde un misterioso ser tiene su alma. Laurel ha llevado a muchos otros que se hallaban en la posición de David antes, pero ninguno ha logrado antes, por lo que hay pocas esperanzas de conseguirlo. En el camino, David se encuentra con varias pruebas, como la lucha contra esos malignos "caminantes", conocer su propio futuro, perdiendo poco a poco su cabeza y su personalidad, mientras se enamora perdidamente de Laurel, quien realmente no es humana. También protegerá a su ex-esposa de los caminantes. También se encuentra con un aliado inesperado, un enigmático viejo que parece inmune a los ataques de los caminantes y que no tiene miedo de ellos.
 Cuando David finalmente llega a Nueva York, su veradero oponente comienza a enseñarle su visión de la vida, la esperanza, Dios y la humanidad. Le dice que la esperanza es una mentira y que tiene la intención de aumentar la miseria en todo el mundo hasta que toda la humanidad se convierta en parte de los Abandonados. Cuando logre esto, podrá recrear el mundo a su antojo. David sucumbe y acepta, convirtiéndose en un caminante. Mientras tanto, Laura se ha rendido al Maligno, como siempre ha hecho: son las reglas, escritas por Dios mismo, que debe seguir. Satán le pregunta si se rebelará contra Dios como lo hizo él y ella se niega a renunciar a la esperanza. Cuando David corre por las calles de Nueva York, se ve un maniquí que se parece a Laurel en un escaparate. Se acuerda de su humanidad y de su amor por Laura, volviendo a la guarida de Satán donde se encuentra Laurel siendo clavada en una especie de cruz. Satán le dice que Laura le estaba mintiendo acerca de su alma, que si se la queda, será libre y vivirá siempre, sin miedo. También le informa que si le da su alma a Laurel, ella dejará de ser un agente de Dios (porque eso es lo que realmente es) y será liberada de su ciclo sin fin, el de guiar a los seres humanos para recuperar sus almas, morir y volver a nacer como un humano. Si él da su alma a ella, va a demostrar que existe la esperanza a todos aquellos que han caído abandonados. Por su amor por Laurel y su propia dedicación a preservar la fuerza del bien, David hace lo impensable y sacrifica su alma a Laurel. Años más tarde, David ha seguido adelante con su vida, convirtiéndose en una fuente de esperanza para aquellos que han caído por las grietas en la sociedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario